En los talleres GLP en Asturias puedes adaptar tu vehículo a un nuevo combustible, menos contaminante. El gas licuado del petróleo (que es el significado de las siglas GLP) es un combustible que se obtiene con el butano y el propano a presión. Se pasan de un estado gaseoso a líquido. Eso hace que ocupen menos volumen y se pueda transportar con mayor facilidad.

Los vehículos que utilizan este tipo de combustible son en realidad unos vehículos de bicarburación que cuentan con dos depósitos separados (uno para la gasolina y otro para el GLP). Pueden circular con ambos sin ningún problema. El conductor arranca el coche usando la gasolina, y puede cambiar en el momento que prefiera con el motor a una determinada temperatura.

Los profesionales de los talleres GLP en Asturias somos conscientes de que cada vez hay más conductores que buscan unos sistemas menos contaminantes. Este tipo de vehículos suelen beneficiarse de algunas ventajas que ofrecen las diferentes administraciones públicas. Pueden ir desde una bonificación a la hora de adquirirlo hasta la posibilidad de acceder a determinadas zonas restringidas a los vehículos contaminantes. A todo ello hay que añadir una importante reducción en el consumo de carburante, que puede llegar hasta el 40 %.

El dispositivo en el que se almacena el combustible está situado, habitualmente, en el maletero. Se puede colocar en el lugar que ocupa la rueda de repuesto, sin provocar molestias. Además, es posible adaptar cualquier coche para que funcione con el modelo GLP. Actualmente es posible recorrer la red de carreteras europeas con este moderno sistema, reduciendo el consumo y consiguiendo un ahorro en el viaje.

En Autotaller C&D Servicios te ofrecemos la posibilidad de adaptar tu coche a este sistema mucho más ecológico. Acércate a nuestras instalaciones si quieres conocer más información sobre nuestros servicios.